Bienvenidos a la republica de mi blog.

En este blog, solo encontraras sonrisas.

Tras la sombra ,está mi belleza

Tras la sombra ,está mi  belleza
DIABLESA........

jueves, 26 de noviembre de 2009

LLega la Navidad


PASE POR FAVOR...

Estamos a cuatro días del comienzo del mes de Navidad, ya por todo el mundo se está notando el cambio, los comercios, las calles, las casas, todo se van adornando para recibir el nuevo mes y las fiestas navideñas.

Este año he notado menos anuncios en la televisión, será por la crisis? la verdad que lo agradezco, porque tanto anuncio aburre; sobre todo a las personas que pasan por malos momentos, tanto económicos como afectivos.

Yo recuerdo con cariño las navidades de mi infancia, entonces no había televisión, ni había tantas cosas para comer; el turrón era tan duro y grueso, que un trozo te llegaba para toda la noche y día ja ja ja, menos mal que tenía los dientes fuertes, después unos higos chumbos, unas uvas pasas, la rosca que hacía mi madre, las almendras dulces, y la sidra, era poco mas o menos lo que se comía como postre esos días; lo que mas me gustaba era la unión familiar, los vecinos nos reuníamos unos en casa de otros y se cantaba villancicos.

Pero mira como beben los peces en el río
pero mira como beben por ver al Dios nacido
beben y beben y vuelven a beber
los peces en el río por ver al Dios nacer.

menuda borrachera se daban los peces con la llegada del niño Dios; y no digamos los hombres de la tierra, porque el coñac 501, el anís del mono, el aguardiente de hiervas, el licor 43 y así varios licores mas, hacían que las canciones subieran de tono y el frío se fuera a otro lugar; porque amigos, cuando yo era niña, los inviernos eran mucho mas duros, y por supuesto no existía la calefacción, les hablo de los años 60, al menos en mi casa.

Hoy día tenemos de todo, calefacción, mucha comida y buenos postres, seguimos teniendo villancicos, pero tal vez lo que nos está faltando es esa unión familiar, ese calor del hogar, ahora cada cual va a su bola y lo celebra como quiere.

No es que añore la infancia ni aquellos momentos, pero echando la vista atrás y comparando con lo que se vive hoy, creo que me gustaban mas las navidades de entonces. En mi memoria hay bonitos recuerdos, como cuando un día mi tío Luis se le cayó la colilla del cigarro por mi espalda, que susto me llevé ja ja ja, y en la noche de reyes, esa era una noche para no dormir, teníamos que dejar los zapatos en la ventana, yo me pasaba la mitad de la noche sin dormir para poder ver a los reyes, y en ese momento que el sueño me dejaba ko, era justo cuando sus majestades dejaban los regalos en los zapatos, así cada años la misma historia. Los regalos no eran juguetes de alta tecnología como son los de hoy, nos dejaban cosas útiles, como ropa, calzado, y algún años me dejaron una muñeca, pero yo los recibía con tanto cariño y con tanta ilusión, que era como si fueran los regalos mejores del mundo.

Creo que los padres de hoy, deberían en cierta manera volver a esos recuerdos, y hacerles vivir las navidades a sus hijos con mas cariño y mas en familia, y dejar de gastar tanto dinero en esas cosas que el niño pide, porque a la larga sin darnos cuenta les estamos haciendo victimas del consumismo.

2 comentarios:

HISTORIASDEJMEC............ dijo...

SI ERES MAS DULCE DE CAES,QUE BINITAS NAVIDADES CUANDO ERAS PEQUEÑA YO ME ACUERDO CUANDO TENIA A MIS HIJAS,QUE BIEN LO PREPARABAMOS TODO,Y AHORA EN UN MUNDO GLOBALIZADO,YA NO SE PUEDE CANTAR NILO VILLACINCO,POR LO DE LAS RELIGIONES QUE ESTOY HASTA LOSH.....TODO LLEGA Y HAY QUE ESPERAR.......ABRAZOS........

José Ignacio dijo...

Creo que cada generación adopta costumbres y genera nuevas formas, valores y sentimientos.
Los que hemos llegado a entrar en la categoría de "abuelos", por tener algún nieto, contemplamos el presente desde nuestro pasado vivido.
Las navidades de infancia, juventud, madurez y actuales.
Los valores de juventud ( los infantiles aun no los concretamos), madurez, actuales.
El amor......
El cine.........
La música........
No me resulta fácil pero considero que lo importante es continuar. En nuestra infancia, en general, no había posibles económicos; tampoco variedad de oferta y ante la adversidad tendemos a cerrar filas.
Ayer, hoy y creo que siempre los niños acabamos jugando más con los envoltorios y cajas de los regalos que con su contenido.
Feliz diciembre.